Tarde de charla

18:53

Conversando con un número más o menos considerable de personas, todas exceptuando una, han concluido que no desean una vida convencional y optan por la "atípica": no quieren casa y estar condenados al pago de hipotecas y facturas varias, no quieren hijos, no quieren lo que antes todo el mundo deseaba. Y lo veo normal, yo tampoco quiero ni casa, ni hijos, ni facturas, ni vivir para trabajar, ni la monotonía que ahoga, ni el absurdo, ni llegar a una edad considerable dandome cuenta de que no he vivido. Quiero un perro, mi pequeño piso en alquiler, mis viajes, apernder, mis libros, mi música, más que nada mis libros y estar sola gran parte del tiempo. Pero realmente creo que tampoco así se es consciente de que se vive y que igual que de otro cualquier modo llegará un momento en el que el tiempo se pare y seas consciente de repente que no has vivido.
¿Por qué todo quieren huir y no tener nada que les ate a ninguna persona o lugar?

You Might Also Like

1 comentarios

Clara Lüge. Con la tecnología de Blogger.