Resumen de noticias II

¿Te piensas quedar aquí?
No, no , no...pronto me voy, me tengo que ir. Bueno no, no me tengo que ir, me voy porque quiero, como todo, todo lo que quiero y porque quiero, desde ahora mismo. Sí, sí, lo acabo de decidir. Ahora va a ser todo diferente, porque, sí que sí, que juego.

y qué pasa ahora?

Un buen fin de semana. G. me espera para la cena. Quiero un pitillo. Dos horas sin fumar. Cerveza, Brugal... Contar. Me iré pronto de aquí. Siempre me voy pronto ¿o no? No me puedo quejar, todo marcha bien y todo está cambiando continuamente y sin cesar. Vuelvo, me voy, como quiero. Empiezo de nuevo. Tengo tiempo. Viene B. y A., y también Y. y A.. Estará bien.

Me gusta o no me gusta

Odio tremendamente que alguien me roce en el autobus y me gusta hacerme y quitarme constantemente trenzas en el pelo. Me gusta como huele la calle cuando llueve. Ayer llovió. Me gusta lavar y cortar los champiñones porque tiene la misma textura que el polispam. Me gusta el confeti y leer la última línea de los libros recien comprados, no puedo evitarlo. No me gusta sentir la respiración caliente de alguien en mi cara, lo detesto. Pero me gusta planear asesinatos surrealistas en los Sims (quitarle las escaleras de la piscina, encerrarlos sin puertas en habitaciones de un metro, matarlos de hambre...). Me gustan las persianas antiguas como las que tengo en el piso de ahora. No me gusta nada, nada, nada, nada, nada ver los pies de la gente. Me gustan las colonias de hombre pero no me gusta que me toquen el ombligo, es como si fuesen a apretar, romperme la piel y tocar mi estómago por dentro. No me gusta ver películas ni ver la televisión porque no logro mantener la atención o no logran ellas que lo haga. Me gustan las lavadoras antiguas que se abren por arriba y saltar en la cama, a veces, cuando no me siento bien. Me gusta estar desnuda y girar desnuda. Me gusta el frio y pintarme muñecos en los dedos de los pies y llevarlos escondidos todo el día. No me gusta fregar los platos ni que me visiten cuando no me apetece hablar. Odio quedarme sin tabaco un domingo o cualquier día por la noche y que cometan continuamente laismo en televisión, razón para no verla. Me gustan las colonias de hombre. Me gusta hacer espuma apuntando al gel con el mango de la ducha. Me gustan las fotos de Berlin y los autores o protagonistas suicidas y/o depresivos. No me gusta que los planes no se puedan realizar en el último momento. No me gusta que la gente diga adios o que pregunte sobre algo que cuento. Me gusta pintarme la cara a veces y las narices de payaso. Me gustan los anillos y los tirantes. No me gustan las sandalias porque se ven los pies. No me gusta rellenar impresos. Me gusta que V. venga a mi casa tan sólo 15 min despues de llegar yo al pueblo innombrable. Me gusta reirme con M.m.m. y ver a Y. despues de mucho tiempo y contarnos todo en una hora. Me gusta escuchar a alguien hablar alemán, me gusta hablar sola en alemán, me gusta escribir en alemán cuando no quiero que alguien sepa lo que escribo. Me gusta Kafka y Blake. No me gusta la historia, ni que digan que la filosofia es de letras (es interdisciplinar, joder). Me encanta decir que las matemáticas no son exactas por llevar la contraria. No me gusta fumarme un paquete y medio de tabaco al día ni tener una vecina en el piso de arriba que lleve siempre tacones. Me gusta Sabina. Me gusta preguntar por qué. Me gusta Bukowski, Baudelaire y los bisexuales. No me gusta tener insomnio pero me gusta acostarme tarde. No me gusta que me conozcan demasiado. Me gusta pensar, no me gusta pensar en razones para la existencia porque no sé si hay. No me gusta estar a oscuras, no puedo. Me gusta hacer postres. Me gusta creer que alguien esconde algo. Me gustan las metáforas y los conejos enanos y la piña y las manzanas verdes, y Magritte. Me gusta el silencio y mirar al techo. No me gusta recordar ultimamente. No me gustan los recuerdos. Me gustan los pelícanos, me encantan, y la locura sabia de Leopoldo María Panero.

ya no

Ya no juego, me he cansado. Las 3.19. Me quiero ir. No estar aquí delante del ordenador. Olvidar eso de pasar el rato aquí por hablar. Debería romper el router. Pero entonces me ahogo, puede. Paso. No pienso jugar. Me cansa. Fumo, fumo, fumo... D. lo siento, en serio, lo siento. Me da rabia cuando te vas con mala cara. Bueno, me da rabia cuando se va todo el mundo. Es genético igual. Inevitable. Entonces pienso, dios se ha ido, y ya paso la noche ofuscada. Recuerdas? no puedo dormir. Me siento en el balcón y fumo, 1, 2, 3,...20. Igual me ve el segurata de en frente. No habia pensado en eso. Cuando hacia examenes se me olvidaba escribir ¿te lo puedes creer? Las 3.30. Me plantaron el examen de corrientes y pensé "qué es esto?". Me imaginaba a Marx bebiendo vodka, y a Marcuse, ya sabes, en un relato de Bukowski. Sí, sí, en esos en los que sólo hay sexo, sexo, sexo (y no, no son todos así, no digas que son todos así, o sí?). Se oyen pasos. Me gusta saber que hay gente despierta. No soy yo sola. Y las ratas con alas de la catedral. Pero ya no pienso jugar. He quedado a las 10 y hasta las 7 no me dormiré. No me gustan los papeles "burocráticos". Rellenar papeles y papeles y preguntarse ¿quiero hacer esto? ¿quiero hacer esto? ¿quiero hacer esto? oh! que tragedia. Maldita sea, pero si nunca enciendo la tele. Me apetece oir a los Lori cantando "La mujer esponja". Lo de la independencia, arreglartelas sola y todo eso, a veces está bien. Otras no tanto. Podrían venir de una maldita vez a arreglarme la lavadora. O podría venir alguien y acabar en el Peaton o en la Vogue o algo así, hoy me apetece. La ultima vez que fui a la Vogue conocí a M. y me contó muchas de las teorías psicológicas y estuvo bien. P., desapareció. Ya, ya, ya....estoy en contra de la psicología (m.m.m. si me firmases una baja de por vida cuando acabes no tanto) . Y D. dice: "este año será tu año, te espera un gran año, este año". Si fuese china.........igual sí. No digo que sea malo. No sé como será. Ya no estoy en Filosofía. Licenciada. Y qué?.

Demian, Herman Hesse

La vida de todo hombre es un camino hacia sí mismo, la tentativa de un camino, la huella de un sendero. Ningún hombre ha sido nunca por completo él mismo; pero todos aspiran a llegar a serlo, oscuramente unos, más claramente otros, cada uno como puede. Todos llevan consigo, hasta el fin, viscosidades y cáscaras de huevo de un mundo primordial. Alguno no llega jamás a ser hombre, y sigue siendo rana, ardilla u hormiga. Otro es hombre de medio cuerpo arriba, y el resto, pez. Pero cada uno es un impulso de la Naturaleza hacia el hombre. Todos tenemos orígenes comunes: las madres; todos nosotros venimos de la misma sima, pero cada uno –tentativa e impulso desde lo hondo- tiende a su propio fin. Podemos comprendernos unos a otros, pero sólo a sí mismo puede interpretarse cada uno.

Qué hay aquí

Ecima del escritorio:
1. Ordenador
2. Teléfono fijo
3. Móvil
4. Una cámara de fotos
5. Una botella de Pepsi (se pueden decir marcas no?)
6. Mis gafas
7. Cenicero
8. 3 Paquetes de tabaco
9. Pinturas para la cara
10. Un bote de óleo blanco
11. Lápices, bolis y rotuladores
12. Un flexo blanco
13. Encima de un tomo de obras completas de Nietzsche
14. Un bote con algodón de azucar dentro
15. Unos auriculares
16. Un vaso con disolvente
17. Un pincel
18. Incienso olor café
19. Tres lapiceros
20. Un paquete de folios
21. Unos 20 libros
22. Unas 10 revistas de Arte
23. Un lienzo a medio pintar
24. Una bolsa con confeti
25. Una carta para enviar, supongo

En el tablón de corcho:
1. Un folleto del Proyecto Gran Simio
2. Notas con telefónos, el de B.
3. Papeles con fechas de preinscripciones o citas de esas que dan
4. Un comic del bueno de Cutlas
5. La dirección de alguien
6. Un dibujo del principito
7. Una bola con espejos
8. Tres fotos
9. Un atrapasueños azul

En las estanterias:
1. Muchos libros
2. Muchos discos
3. Las obras completas de Mozart
4. Medicina

Junto al armario:
1. Dos guitarras
2. La tabla de planchar
3. Bolsos

Dentro del armario:
1. Ropa

Encima de la mesita de noche:
1. Una lámpara con la bombilla fundida
2. Un gato de peluche
3. Un despertador cortesía de V., J., P., G., M.m.m.

Significado de "fruncir"

FRUNCIR:
1. tr. Arrugar la frente y las cejas en señal de desabrimiento o de ira.
2. tr. Recoger el paño u otras telas, haciendo en ellas arrugas pequeñas.
3. tr. Estrechar y recoger algo, reduciéndolo a menor extensión. Fruncir la boca.
4. tr. p. us. Tergiversar la verdad.
5. prnl. Afectar compostura, modestia y encogimiento.
6. prnl. Ven. Dicho de una persona o de un fruto: Detener su desarrollo o su maduración.
7. prnl. coloq. Ven. asustarse (‖ darse susto).
8. prnl. coloq. Ven. Dicho del paladar: Irritarse con el sabor de ciertas frutas.

El señor kafkiano habla

El señor kafkiano dice: "ahora tienes que empaparte de todo, ver pelis, telediarios, tirar fotos, leer periodicos, llevar tus novelas al cine, entrevistar a fellini, preparar instalaciones para el MOMA". Admitida en comunicación audiovisual. Dos años y fuera, eso espero. No sé, no sé, no sé...."estoy un poco harta de todo señor kafkiano" y entonces me pega este link: http://viajarapie.info/rutas.htm . Y entonces veo "Filosofía" y resulta irremediable clickear: "Los seres humanos estamos aquí para aprender. Es mi convicción que una de las razones de nuestra existencia". ¡Anda, y ahora me entero que la existencia tienes razones! 22 años y sin saberlo.

lo bueno y lo malo

Lo bueno, que evidentemente nadie me lee, así que puedo decir lo que quiera.
La malo....que resulta absurdo porque no me pienso releer y hacer esto, por no poder dormir....carece de sentido.
Han pasado cuatro años. Debería haberme ido a vivir a otra ciudad, que es lo que quería pero me falta un año para poder hacer el maldito C.A.P., vamos, perder el tiempo. Lo que no quiero: que me toque dar las clases de Kant a los de bachiller. ¡Que me toque Nietzsche! Cuatro meses para eso, para dar clases de algo que es genial a gente a la que no le interesa. Defendí vivir sola y lo conseguí, pero a veces pesa. Vaya, acabar filosofía, que tragedía. La haría otra vez.
Todos los hippies y los perros en la puerta fumando porros. El descaro y las ganas de discutir todo. Los conflictos políticos en clase. Las discusiones religiosas. La visita a la Nueva Acropolis en donde, se supone, daban una charla sobre Sócrates y Manolo pedía encarecidamente las críticas de Nietzsche. Normal, al final nos echaron muy amablemente.
El jugar con Keila a contar cuantos no se (o no nos) peinaban (peinabamos) en clase. Todos los suicidas, depresivos y esquizofrenicos geniales de clase. Las discusiones con los profesores porque no podían obligarme a hablar en público, aún cuando ya me daba igual. Las clases de Nietzsche y Zubiri. Las clases de alémán. Vivir en Alemania un mes. Jaime gritando poemas de Baudelaire en francés. Pablo y sus despistes. ........

Tengo insomnio

Tengo insomnio; Tengo insomnio; Tengo insomnio;
Ahora me parece horrible tener insomnio.
Basicamente, me aburro y mucho, y no sé qué carajo hacer.
Son las 4.17 de la madrugada.
Me da rabia tumbarme y ver que no me duermo.
Siempre dan las 7.00.
No encuentro mis gafas.
No hay nadie.
Escucho los planetas.
Fumo mucho.
Me he bebido cuatro tes.


Y me produce rabia muchas cosas.

Lou Andreas Salome





Nietzsche conoció a Lou el 26 de abril y quedó muy inpresionado con susu personalidad, y quiso pedirla en matrimonio, confiando a Rée la mediación de su propuesta. Los tres se transforman en grandes amigos y rápidamente nace un proyecto de convivencia según un sueño de ? fraternidad ideal? , que no podrá realizarse por la insondable dificultad creada por el enamoramiento de los dos filósofos por Lou, la que no acepta a ninguno de los dos. . En 1901 Rée se suicida justo en el lugar en donde Lou Salomé le había rechazado veinte años antes; el tiempo jamás consiguió disolver todo el amor que sintió por ella. Lou era la eterna amiga de Ree, intelectualmente sintonizaban, pero ella sentía repugnancia física hacia él.Otro tanto ocurrió con Nietzsche, si bien el poeta-filósofo logró sublimar la atracción que sentía en una obra singular, "Así habló Zarathustra". Hoy, tras la publicación de la correspondencia con Paul Ree, se sabe lo que sentía Nietzsche en aquella época: "Sino encuentro la piedra filosofal para convertir esta mierda en oro, estoy perdido".

He leído que Lou era un poco andrógina, no exacerbadamente femenina que digamos. En el pueblo en que murió la tenían como una mujer muy extraña y la llamaron "la bruja de Hamberg". Por lo visto mantuvo su virginidad hasta la treintena, prefería los encuentros espirituales a los carnales. Se casó con Karl, con el que nunca mantuvo relaciones sexuales. No obstante, si las tuvo con otros hombres durante su matrimonio siendo su esposo conocedor.


Extraido de http://www.antroposmoderno.com/antro-articulo.php?id_articulo=818


Extraigio lo mejor y real, ni caso a la fuente,


pone que Nietzsche era misógino........ay!

Caracoles gigantes

Como galletas con chocolate blanco y veo caracoles gigantes. Quién afirmaría que eso puede existir. Tiene que ser tan placentero darle la mano despues..........umm...........baba de caracol..........buag.

Raymond Carver: Ondas de radio

La lluvia ha cesado, y la luna ha salido. No entiendo nada de las ondas de radio. Pero creo que se transmiten mejor justo después de llover, cuando el aire está húmedo. En cualquier caso, ahora puedo coger Ottava, si quiero, o Toronto. Últimamente, de noche, me sorprendo ligeramente interesado por la política canadiense y sus asuntos internos. Es verdad. Pero normalmente lo que buscaba era sus emisoras con música. Me siento aquí en la butaca y escucho, sin tener nada que hacer, o pensar. No tengo televisor, y dejé de leer los periódicos. De noche pongo la radio. Cuando escapé aquí trataba de alejarme de todo. Especialmente de la literatura. De lo que ella entraña, y de lo que trae a rastras. Hay en el alma un deseo de no pensar. De estar quieto. Emparejado con éste, un deseo de ser estricto, sí, y riguroso. Pero el alma también es una afable hija de puta no siempre de fiar. Y olvidé eso. Escuché cuando dijo: Mejor cantar a lo que se ha ido y nunca volverá que a lo que aún sigue con nosotros y estará con nosotros mañana. O no. Y si no, también está bien. Tampoco importa demasiado, dijo, si un hombre nunca canta. Esa es la voz que escuché. ¿Puede imaginarse que alguien piense cosas así? ¡Qué absurdo! Pero tengo estas estúpidas ideas de noche cuando me siento en la butaca y oigo la radio. Entonces, Machado, ¡su poesía! Era como un hombrecillo mayor que se vuelve a enamorar. Una cosa digna de observar, y embarazoso, además. Y llevo tu libro a la cama conmigo y me duermo con él a mano. Un tren pasó en mis sueños una noche y me despertó. Y lo primero que pensé, el corazón acelerado allí en el dormitorio a oscuras, fue esto: Todo es perfecto, Machado está aqui. Entonces me volví a dormir. Hoy llevé tu libro conmigo cuando salí a dar mi paseo. “¡Presta atención!” -decías, cuando alguien preguntó qué hacer con su vida. Conque miré alrededor y tomé nota de todo. Luego me senté al sol, en mi sitio de junto al río desde donde puedo ver las montafias. Y cerré los ojos y escuché el sonido del agua. Luego los abrí y me puse a leer «Abel Martín». Esta mañana pensé mucho en ti, Machado. Y espero, incluso cara a lo que sé de la muerte, que recibirás el mensaje que pretendo enviarte. Pero está bien aunque tú no lo recibas. Que duermas bien. Descansa. Antes o después espero que nos veamos. Y entonces yo podré decirte estas cosas directamente.

Algo que no soporto

Algo que detesto es que los traductores de libros traduzcan también los nombres de los autores, me parece ridiculo. Algunas editoriales traducen el nombre de Nietzsche, así que de Friedrich Nietzsche pasan a Federico Nietzsche. Pero algo peor creo que he visto... de Arthur Schopenhauer a Arturo.

Siguiendo a Freud para anular juicios no pedidos

Así es, aunque el psicoanálisis freudiano produce desconfianza y atracción al mismo tiempo, recurriré a él para anular al menos, o refutar, en la medida de la posible, juicios ajenos que ni siquiera he pedido. Pero este país de pandereta es así, todos opinan sin preguntarse en primer lugar si tienen derecho a ello. Debería centrarme en criticar esto primero, pero resulta tan evidente...
Siguiendo a Freud, los dos impulsos constituyentes del ser humano e irremediables, los cuales lo constituyen por igual son Eros y Thanatos. Eros es el impulso de vida, amor y sexualidad. Thanatos el impulso de muerte. Son pulsiones constitutivas del hombre y, evidentemente, opuestas pero, el hombre no sería nada sin ellas. Ahí reside la importancia.

Chistes filosóficos

La enfermera que le dice al doctor: “Doctor, queda un paciente. Es una cosa en sí.”
-“Ah. Pues dígale que no puedo verla.”

Joy Division

Camina en silencio. Alejate en silencio. Mira hacia el peligro, siempre hacia el peligro. Conversaciones sin fin, reconstruyendo la vida. No te vayas, encarate al peligro.
Camina en silencio.No te despidas en silencio.Tu confusión, mi ilusión. Todas las cosas de este mundo se enfrentan y luego mueren. No te alejes.
La gente como tu lo tiene fácil: desnudos observando. Caminando en el aire. Cazando juntos a los rios.En cada esquina. Prematuramente inmorales.Exponiendose con el debido cuidado.
No te alejes, en silencio.No te alejes...
Estoy cruzando la linea. Intentando regresar a donde estaba. Volver a donde estaba. Mírame cruzar la linea.No te alejes.

El club de la lucha:

Miro a mi alrededor y solo veo caras nuevas, silencio, significa que muchos habeis violado las dos primeras reglas del club. Quiero en el club de la lucha a los más fuertes y más listos de la zona. Veo mucho potencial, pero está desperdiciado. Toda una generación trabajando en gasolineras, sirviendo mesas, o siendo esclavos oficinistasLa publicidad nos hace desear coches y ropas, tenemos empleos que odiamos para comprar mierda que no necesitamos. Somos los hijos malditos de la historia, desarraigados y sin objetivos. No hemos sufrido una gran guerra, ni una depresión. Nuestra guerra es la guerra espiritual, nuestra gran depresión es nuestra vida. Crecimos con la televisión que nos hizo creer que algún día seriamos millonarios, dioses del cine o estrellas del rock, pero no lo seremos y poco a poco lo entendemos y eso hace que estemos, muy, muy cabreados.

Soy Boecio

- Soy Boecio, autor de La consolación de la filosofía. Para mí, la historia es una rueda: "la inconstancia es mi esencia", dice la rueda. "Súbete a mi radio si quieres, pero no te quejes cuando te arroje a los abismos". Los buenos tiempos pasan al igual que los malos. La mutabilidad es nuestra tragedia pero también nuestra esperanza. Los peores tiempos al igual que los mejores siempre pasan.
- Lo sé

Warhol. Brillo Box

Vi las Cajas de Brillo en Köln, aunque me sigo quedando sin duda con Magritte. Atentos al video, despues de repetir continuamente que no, se rie al fin al decir que sí.

Andy Warhol: Mi filosofía de A a B y de B a A

Actualmente estoy leyendo un libro de Warhol. Empecé a leerlo dos horas después de comprarlo y me pasé gran parte de la noche leyendo. Así que leí del tirón 200 páginas y como mi insomnio no me permitía dormir, me pase la noche encendiendo la luz y continuando como mi lectura hasta que a las 6.30 me venció el sueño. Así que, aunque aún me faltan unas 50 páginas que, imagino que está noche acabaré, dejó algunos fragmentos que me encantaron, aunque supongo que me cansaré antes de pasar todos los buenos fragmentos dado que son numerosos.

A: Me gusta tu apartamento.
B: es agradable, pero sólo cabe una persona, o dos muy unidas.
C: ¿Conoces a dos personas que estén muy unidas?

A: Lo más excitante es no-hacerlo. Si te enamoras de alguien, no lo hagas nunca, es mucho más excitante.

Creo en las luces bajas y en los espejos estratégicos.

...Esto fue (Warhol cuando vio Blancanieves a los 40 años) lo que me dio la idea de que, en vez de explicarles pronto a los chicos la mecánica y la nada del sexo, tal vez sería mejor revelarles de repente, y en modo sugerente, todos los dealles a los cuarenta años. Podrías pasear por la calle con un amigo que acabará de cumplirlos, contarle todo de golpe, esperar a que le pasara el primer choque al saber cómo son las cosas, y entonces explicarle pacientemente el resto. Así, súbitamente, a los cuarenta años, su vida tendría un nuevo sentido. Tendríamos que seguir siendo niños durante mucho más tiempo ahora que vivimos mucho más. [...]
El sexo es más excitante en la pantalla y entre las páginas de un libro que entre las sábanas. Dejad que los niños lean y se ilusionen, y entonces, cuando estén a punto de descubrir la realidad, decidles que han vivido ya lo más excitante y que eso ya no volverá a producirse...

El mejor amor es el amor que no piensa-en-ello. Algunos pueden joder y dejar realmente la mente en blanco y llenarla de sexo; otros nunca pueden dejar la mente en blanco y llenarla de sexo, de modo que mientras joden, están pensando: "¿Realmente éste soy yo? ¿estoy yo haciendo esto? Esto es muy raro. Hace cinco minutos no jodía. Dentro de unos minutos ya no joderé. ¿Qué diría mamá? ¿Cómo se le habrá ocurrido a la gente hacer esto?". Así pues, el primer tipo de personas (el que puede tener la mente en blanco y llenarla de sexo y no-pensar-en-ello) está en mejor situación. El otro tipo tiene que encontrar otra cosa para relajarse y perderse en ello. Para mí, esa otra cosa es el humor.

Yo prefiero reírme en la cama a hacerlo. Meterse debajo de las mantas y jugar, supongo, es la mejor manera. "¿Cómo lo estoy haciendo?". "Muy bien, eso fue muy divertido." "Uy, esta noche estuviste realmente muy divertido".

En Women in Revolt, Jackie Curtis acuñó una de las mejores frases de desilusión sexual cuando él/ella, haciendo el papel de una virginal maestra de escuela de Bayone, Nueva Jersey, se vio forzada a dar una gratificación oral -mamada- a Mister América. Tras algunas arcadas y en cierto modo correrse, la pobra Jackie no pudo enterarse si aquello era sexo o no: "esto no puede ser por lo que se suicidan milones de chicas cuando las abandonan sus novios...".

Luego, otro día, estaba en el Bowery y una persona que vivía en un hotel de mala muerte saltó por la ventana y se mató. Una multitud se agrupó en torno al cadavér y entonces un mendigo se acercó tambaleándose y dijo: "¿Habeis visto la comedia de enfrente?"

A: Siento mucho tener que oír hablar de ella. Pensaba tan sólo que las cosas eran mágicas y que jamás ocurrirían.

De modo que por un lado creo realmente en los espacios vacíos, pero por otro, debido a que aún estoy haciendo un poco de arte, sigo fabricando basura para que la gente la coloque en sus espacios que creo deberían estar vacíos; es decir, ayudo a que la gente desperdicie su espacio cuando lo que en realidad quiero hacer es ayudarles a vaciar sus espacios.

Al vivir en una sola habitación, eliminas un montón de preocupaciones. Pero, por desgracia, persisten las preocupaciones básicas:
¿Estarán las luces encendidas o no?
¿Habrá cerrado el agua?
¿Estarán apagados los cigarrillos?
¿Estará cerrada la puerta de atrás?
¿Funciona el ascensor?
¿Hay alguien en el vestíbulo?
¿Quién se ha sentado en mis rodillas?

B: ¿Está lloviendo?
A: Creo que nos están escupiendo
Clara Lüge. Con la tecnología de Blogger.