Me gusta o no me gusta

4:42

Odio tremendamente que alguien me roce en el autobus y me gusta hacerme y quitarme constantemente trenzas en el pelo. Me gusta como huele la calle cuando llueve. Ayer llovió. Me gusta lavar y cortar los champiñones porque tiene la misma textura que el polispam. Me gusta el confeti y leer la última línea de los libros recien comprados, no puedo evitarlo. No me gusta sentir la respiración caliente de alguien en mi cara, lo detesto. Pero me gusta planear asesinatos surrealistas en los Sims (quitarle las escaleras de la piscina, encerrarlos sin puertas en habitaciones de un metro, matarlos de hambre...). Me gustan las persianas antiguas como las que tengo en el piso de ahora. No me gusta nada, nada, nada, nada, nada ver los pies de la gente. Me gustan las colonias de hombre pero no me gusta que me toquen el ombligo, es como si fuesen a apretar, romperme la piel y tocar mi estómago por dentro. No me gusta ver películas ni ver la televisión porque no logro mantener la atención o no logran ellas que lo haga. Me gustan las lavadoras antiguas que se abren por arriba y saltar en la cama, a veces, cuando no me siento bien. Me gusta estar desnuda y girar desnuda. Me gusta el frio y pintarme muñecos en los dedos de los pies y llevarlos escondidos todo el día. No me gusta fregar los platos ni que me visiten cuando no me apetece hablar. Odio quedarme sin tabaco un domingo o cualquier día por la noche y que cometan continuamente laismo en televisión, razón para no verla. Me gustan las colonias de hombre. Me gusta hacer espuma apuntando al gel con el mango de la ducha. Me gustan las fotos de Berlin y los autores o protagonistas suicidas y/o depresivos. No me gusta que los planes no se puedan realizar en el último momento. No me gusta que la gente diga adios o que pregunte sobre algo que cuento. Me gusta pintarme la cara a veces y las narices de payaso. Me gustan los anillos y los tirantes. No me gustan las sandalias porque se ven los pies. No me gusta rellenar impresos. Me gusta que V. venga a mi casa tan sólo 15 min despues de llegar yo al pueblo innombrable. Me gusta reirme con M.m.m. y ver a Y. despues de mucho tiempo y contarnos todo en una hora. Me gusta escuchar a alguien hablar alemán, me gusta hablar sola en alemán, me gusta escribir en alemán cuando no quiero que alguien sepa lo que escribo. Me gusta Kafka y Blake. No me gusta la historia, ni que digan que la filosofia es de letras (es interdisciplinar, joder). Me encanta decir que las matemáticas no son exactas por llevar la contraria. No me gusta fumarme un paquete y medio de tabaco al día ni tener una vecina en el piso de arriba que lleve siempre tacones. Me gusta Sabina. Me gusta preguntar por qué. Me gusta Bukowski, Baudelaire y los bisexuales. No me gusta tener insomnio pero me gusta acostarme tarde. No me gusta que me conozcan demasiado. Me gusta pensar, no me gusta pensar en razones para la existencia porque no sé si hay. No me gusta estar a oscuras, no puedo. Me gusta hacer postres. Me gusta creer que alguien esconde algo. Me gustan las metáforas y los conejos enanos y la piña y las manzanas verdes, y Magritte. Me gusta el silencio y mirar al techo. No me gusta recordar ultimamente. No me gustan los recuerdos. Me gustan los pelícanos, me encantan, y la locura sabia de Leopoldo María Panero.

You Might Also Like

1 comentarios

Clara Lüge. Con la tecnología de Blogger.