La embajada de los cronopios, Julio Cortázar

0:57

Los cronopios viven en diversos países, rodeados de una gran cantidad de famas y de esperanzas, pero desde hace un tiempo hay un país donde los cronopios han sacado las tizas de colores que siempre llevan consigo y han dibujado un enorme SE ACABÓ en las paredes de los famas, y con letra más pequeña y compasiva la palabra DECÍDETE en las paredes de las esperanzas, y como consecuencia de la conmoción que han provocado estas inscripciones, no cabe la menor duda de que cualquier cronopio tiene que hacer todo lo posible para ir inmediatamente a conocer ese país.

Extraído de "La vuelta al día en ochenta mundos" de Julio Cortázar,

publicado en 1967 por Siglo XXI

You Might Also Like

0 comentarios

Clara Lüge. Con la tecnología de Blogger.